Y en esta sección, presentamos a otra de nuestras estrellas, la Triple Coronada y Campeona del Caribe, Ninfa del Cielo (Big Prairie) que se convirtió en la primera ganadora de la tríada para hembras, procedente de nuestro haras. En esta sección, recordaremos a quien fue una gran corredora, valiente como pocas y con dominio absoluto de sus predios y su generación en La Rinconada.

Ninfa del Cielo (Big Prairie-Dyanbid) nació el 3 de enero de 2011 y fue adquirida por el inversionista Giuseppe Gueccia, para el Stud Forza Azurra y contó con el entrenamiento de Juan Carlos Ávila. Debutó el 12 de enero de 2014 en carrera de perdedoras en 1200 metros, ganando por 11 cuerpos en 72.4 para la distancia. De allí saltó al Clásico Manuel Fonseca (G3) en 1400 metros, empleando 84.2 sobre La Invasora, otra de La Orlyana.

Después, la Ninfa corrió el Clásico Senegal (G2) y ganó al galope con 5 3/4 cuerpos. De allí, participó el 18 de mayo en el Clásico Hipódromo La Rinconada (G1), primera gema de la Triple Corona de potrancas en una milla. Allí dejó claro que era la líder de la generación, colocando su invicto en cuatro carreras y un tiempo de 96.4.

El 8 de junio, la Ninfa salió a la pista para el Clásico Prensa Hípica Nacional (G1) en 2000 metros y nuevamente no tuvo oponentes en la recta final, con 3 1/2 cuerpos sobre Princesa Venecia en 126.1 para la milla y cuarto.

Casi un mes después, a los 28 días exactamente, Ninfa del Cielo entró a la historia hípica nacional al ganar la Triple Corona de Hembras, en los 2400 metros del Clásico General Joaquín Crespo (G1), dejando 152.2 y 8 1/4 cuerpos por delante de Rin Rin, triunfando de manera invicta. Johán Aranguren fue el encargado de llevarla a la gloria.

Con el merecido descanso que tuvo, el 10 de agosto la Ninfa estrenó colores, los del Stud El Oso Yogui de Carlos Luis y José Antonio Uzcátegui, y compitió en el Clásico Gustavo Ávila (G3) y conservó su racha de siete triunfos, venciendo por ajustado margen a Rin Rin en 1800 metros, parando el reloj en 110.3.

20 días después, en la Gala Hípica de Caracas, Ninfa del Cielo salió de favorita para conquistar la Copa Cruz del Ávila, pero allí vio caer su invicto a manos de Luna Santa, que la sometió en plena sentencia, después de una intensa pelea toda al recta final, siendo esta una de las más emocionantes pruebas en toda la historia de la Gala Hípica.

Después de esa derrota, Ninfa del Cielo compitió en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar (G1), estrenando jinete:Emisael Jaramillo y con el estuvo a punto de alzarse con la máxima prueba del calendario nacional, cayendo a pescuezo de Dreaming Of Gold.

Para cerrar la temporada 2014 y lo que sería su última carrera en Venezuela, se coronó como la Campeona del Caribe al pulverizar a sus oponentes en el Clásico del Caribe, el 7 de diciembre en 1800 metros, ante no menos de 35.000 aficionados que plenaron las instalaciones de La Rinconada.

En Venezuela dejó campaña de 10 actuaciones con 8 primeros y 2 segundos. En Estados Unidos, solo tuvo dos actuaciones.

Es un homenaje que desde Haras La Orlyana le brindamos a uno de nuestros mejores productos que ha salido desde El Tigre, a conquistar el hipismo nacional y caribeño, y además a robarse el corazón de los aficionados, quienes la convirtieron en su ídolo.