La Orlyana Farm sigue visitando el paddock de triunfadores en los hipódromos norteamericanos. En las dos últimas semanas, los portadores del "Peanut Power" (El Poder del Maní), han salido airosos de sus compromisos. El exitoso debut de Noble Venezuela y la segunda victoria de My Dear Venezuela, nos han brindando alegrías y satisfacción. Y no es para menos. Nuestros ejemplares son criados con el método venezolano.

El 28 de agosto, un vistoso carablanca de dos años, por Wildcat Heir en Bayou Mist, hacía su primera aparición en la escena de Gulfstream Park. Su nombre: Noble Venezuela. En carrera de 1000 metros sobre grama, Noble Venezuela salió en persecución del líder de la carrera y al final despegó para ganar limpiamente por par de cuerpos. Emisael Jaramillo Up y Bruno Tessore en el entrenamiento. Noble Venezuela, rompió el maiden rápido y dejó tiempo de 58.3 con parciales de 22.3 y 45.4.

Y este lunes, al inicio de la semana, nos llegó otra buena noticia. My Dear Venezuela, la hermana completa de Noble Venezuela, se impuso en carrera de 1300 metros, dejando 78 exactos. Repitió la yunta de Jaramillo y Tessore con nuestra tresañera que ya suma par de victorias al hilo.

My Dear Venezuela, tomó el mando de la carrera en la marca de los 400 finales, justo a la entrada de tierra derecha y de allí se mantuvo cómoda adelante para someter a las cinco rivales que enfrentó, dejando cuerpo y medio de ventaja.

Hasta el momento, llevamos ocho victorias este año en los hipódromos de la Unión Americana y más de 300.000 dólares producidos, superando la marca monetaria de 2015 que fue de 287.740 dólares. Nuestrio